Conmociones cerebrales: La recuperación

Read this in English(Concussions: Getting Better)

Si te raspas la rodilla, tendrás una costra por un tiempo mientras la piel crece nuevamente. Si te rompes un brazo, es posible que no lo puedas usar durante un par de semanas. Todas las partes del cuerpo toman un tiempo curarse, aún el cerebro.

Si tienes una conmoción cerebral, significa que te has lesionado el cerebro y que necesitas tiempo para mejorar. Por lo general esto significa que debes descansar. También significa que debes seguir las indicaciones del médico con respecto a las cosas que puedes, o no puedes, hacer a medida que te curas. Si vuelves a lesionarte antes de curarte la primera lesión, es posible que tengas problemas médicos graves.

La buena noticia es que al seguir las indicaciones del médico en casa, la mayoría de los adolescentes se recuperan de las conmociones cerebrales y no tienen problemas de salud a largo plazo.

Qué debes hacer en casa

A veces, cuando las conmociones cerebrales son serias, los médicos envían a los pacientes al hospital para que reciban atención. Pero la mayoría de las veces los médicos envían a los pacientes a su casa para que descansen.

Cuando estás en casa, tú eres el encargado de tu propio cuidado. Toma este “trabajo” con responsabilidad y asegúrate de tener todo lo necesario para seguir las indicaciones del médico, como por ejemplo poder quedarte en una sala a oscuras y sin ruido, si eso es lo que te hace sentir mejor. Esta es la única manera de ayudar a tu cerebro a sanarse pronto y poder volver a tu vida normal de deportes, estudio y otras cosas importantes.

Estas son las cosas más importantes que debes hacer para recuperarte de una conmoción cerebral en tu casa:

  • Sigue las instrucciones de tu médico.
  • Ve a todas las citas de control.
  • Llama al médico si tienes un dolor de cabeza que empeora u otros problemas que no desaparecen.
  • Si el médico te dice que debes quedarte en casa y no debes ir a la escuela o al trabajo, debes hacerle caso sin importar la cantidad de cosas que tienes que hacer. No dejes que nadie te presione a hacer algo que no esté en tu plan de curación.

Es posible que tu médico quiera que hagas todas o algunas de las siguientes cosas:

  • Descansar el cuerpo. Tu médico posiblemente te diga que evites hacer deportes y actividades físicas hasta que tu conmoción cerebral se haya sanado completamente. Mientras tengas síntomas (como dolor de cabeza, problemas viendo bien o cambios en el estado de ánimo) debes limitarte a quedarte en casa para dormir o sentarte tranquilo. Sólo podrás hacer las cosas más básicas de la vida diaria, como comer. Esto te permite no esforzar el cerebro y evita que lo lastimes nuevamente. Cuando todos los síntomas desaparezcan, debes regresar a las actividades físicas muy despacio.
  • Descansar la mente. Además de hacer descansar el cuerpo para evitar lesiones físicas, es posible que tu médico te diga que evites las actividades de tipo cognitivo (pensar) que empeoren los síntomas. Descansar la mente significa no mirar ninguna pantalla de la computadora, el celular, la televisión u otros dispositivos. El médico seguramente te diga que no debes hacer la tarea escolar, leer, o cualquier otra cosa que te haga esforzar el cerebro, los ojos o la mente.

    Si estas actividades no empeoran tus síntomas, puedes comenzar a hacerlas gradualmente, pero debes interrumpirlas inmediatamente si los síntomas regresan. Algunas actividades, como ver deportes en TV o jugar videojuegos, son particularmente malas ya que requieren mucho movimiento de los ojos. Es probable que el médico te diga que por el momento no hagas estas actividades.

  • Come bien y bebe mucho líquido que no contenga cafeína. La cafeína es un estimulante que puede afectar el cerebro.
  • Evita las luces intensas y los ruidos fuertes. Esto puede empeorar los síntomas de la conmoción cerebral.
  • No hagas actividades que requieran tomar decisiones o reaccionar rápidamente, como conducir u operar una máquina.

Regresar a las actividades normales

Lo esencial en la recuperación de una conmoción cerebral es esperar hasta tener la autorización del médico para volver a hacer deportes o comenzar a hacer actividades físicas. Aun cuando te sientas bien, es posible que tu razonamiento, comportamiento y equilibrio todavía no hayan vuelto a la normalidad.

Si haces deportes y tu entrenador o alguien de la escuela quiere que comiences a jugar antes de tener el permiso del médico, no te dejes convencer. Prácticamente cada estado tiene regulaciones sobre cuándo es adecuado que los niños y los adolescentes vuelvan a practicar deportes después de haber sufrido una conmoción cerebral. Estas regulaciones existen para proteger a los jugadores de manera que no se vean presionados a regresar a jugar demasiado rápido; cuando el riesgo de sufrir una segunda conmoción es elevado.

Regresar muy pronto a hacer deportes u otras actividades físicas aumenta el riesgo de sufrir el síndrome del segundo impacto. Esto ocurre cuando una persona tiene una segunda lesión. Es muy poco frecuente pero tú no quieres ser ese caso inusual ya que puede causar daño cerebral permanente y hasta la muerte.

Toda persona que haya sufrido de una conmoción cerebral tiene que curarse completamente antes de comenzar cualquier actividad que pueda producir otra conmoción cerebral.

¿Cómo sé si me he curado?

Las conmociones cerebrales son completamente diferentes de otras lesiones. Las costras se caen y los moretones desaparecen, pero es imposible ver si tu cerebro se ha curado.

Los médicos tienen varias maneras de predecir cuándo el cerebro de una persona está bien. Dado que cada conmoción es diferente, es difícil decidir cuándo una persona está completamente curada como para hacer deportes y otras actividades.

El médico considerará que estás completamente curado cuando:

  • No tengas más síntomas.
  • Recuperes toda tu memoria y la capacidad de concentración.
  • No tengas síntomas después de correr, saltar, hacer abdominales o flexiones.

A veces, los médicos llevan a cabo pruebas para medir el funcionamiento del cerebro antes de comenzar la temporada de deportes. Estas pruebas son exámenes que se toman como punto de referencia para las conmociones cerebrales. Por lo general se hacen cuando las personas juegan deportes de contacto como el fútbol americano. Si el jugador se lesiona la cabeza, los médicos pueden comparar los resultados de las pruebas que se hacen después de la lesión con las pruebas que se hicieron antes del accidente. Esto ayuda a los médicos a diagnosticar una conmoción cerebral. También ayuda a los médicos a determinar cuándo la lesión en la cabeza está completamente curada.

Cuando el médico te diga que puedes regresar a hacer todas tus actividades normales, comienza a hacerlas poco a poco. Deja de jugar inmediatamente si sientes que alguno de los síntomas regresa. Solo tienes un cerebro; ¡cuídalo!

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: enero de 2015