¿Debería pelear contra alguien que me intimida?

Read this in English(Should You Fight a Bully?)

Prácticamente todos los niños saben lo que es un intimidador (bully). Pero es difícil saber qué se debe hacer con estas personas que intimidan, especialmente si una de estas personas te está molestando a ti.

A veces, en las películas o en la televisión, la gente se enfrenta físicamente con la persona que intimida. La mayoría de las veces, no es necesario pelear. Puedes confrontar a la persona que te intimida sin tener que iniciar una pelea, donde la gente resulta herida.

Prácticamente siempre, puedes tener otras alternativas — y esos pasos que tomes serán mejor para ti.

En algunos casos, sin embargo, las personas sienten que necesitan (o desean) pelear con la persona que intimida. Tal vez se sientan físicamente amenazadas en ese momento en particular y necesiten protegerse. Quizás crean que pelear le enseñará a la persona que intimida una lección, o que se trate de la mejor manera de escapar. Algunos niños probablemente se sientan presionados por otros para pelear pero realmente no deseen hacerlo. Esta nunca es una buena razón para pelear.

Algunos niños que intimidan realmente no desean pelear. Simplemente les gusta intimidar a otros. Otros se echan atrás sin llegar a una pelea si la persona a quien están atacando los enfrenta. Pero a algunos niños que intimidan les gusta participar en una pelea. Tal vez les agrade provocar dolor a otros; o sentir dolor.

Pelear suele ser peligroso y puede lastimar seriamente al otro. Y la pelea puede perder el control e involucrar a más gente. Muchas escuelas cuentan con reglas estrictas sobre las peleas y pueden generar castigos para los que se encuentren involucrados en ellas.

Para sentir un mayor control de la situación, habla con un adulto responsable, como un padre, un maestro, un consejero o un entrenador. Ellos pueden involucrarse para ayudar.

Para los que desean desarrollar sus aptitudes y mejorar su confianza, las clases de defensa personal pueden resultar útiles. Aun para aquellos que nunca necesiten utilizar estas aptitudes, simplemente el hecho de aprenderlas suele ser beneficioso. En algunos pocos casos, pelear puede ser la única salida para evitar ser lastimado. Pero en casi todos los casos, existen otras salidas, menos riesgosas.

Revisado por: Neil Izenberg, MD
Fecha de revisión: julio de 2014