¿Existe una conexión entre las vacunas y el autismo?

¿Existe una conexión entre las vacunas y el autismo?
– Parris

Read this in English(Is There a Connection Between Vaccines and Autism?)

No. El autismo es un trastorno que afecta el cerebro y hace que la comunicación y la interacción con otras personas sea más difícil. Las causas del autismo, también denominado “trastorno de espectro autista” o “trastorno de desarrollo invasivo” son desconocidas. Sin embargo, se cree que la genética, las diferencias en la anatomía del cerebro y las sustancias tóxicas en el medio ambiente contribuyen al desarrollo de esta afección en los niños.

Pero entonces, ¿cómo surgió la idea de que las vacunas tenían algo que ver con el desarrollo del autismo? Gran parte de la culpa la tiene un estudio publicado en 1998, el cual sugirió que la vacuna MMR (sarampión-paperas-rubéola) o la infección con el virus mismo del sarampión, puede causar autismo. Desde entonces, ha habido una gran cantidad de estudios científicos que han mostrado que no existe una conexión entre las vacunas, o cualquiera de sus ingredientes, y el autismo. La investigación que se utilizó en ese estudio fue falsa, el médico a cargo de esta publicación perdió su licencia médica y la revista de medicina que publicó el estudio lo retiró de la revista ya que reconoció que el artículo nunca tendría que haberse publicado.

Aún con la gran evidencia que existe sobre lo seguras y efectivas que son las vacunas, algunos padres deciden no vacunar a sus hijos, o retrasar la vacunación. Pero esto es extremadamente riesgoso dado que las enfermedades, como el sarampión, que se pueden prevenir con el uso de las vacunas, no son algo del pasado; todavía existen. Si un niño no vacunado se contagia con una de estas enfermedades que se pueden prevenir, las personas que estén en contacto con este niño pueden enfermarse.

A veces, los niños pueden tener una reacción a una vacuna, como fiebre o sarpullido. Es evidente que los riesgos de sufrir reacciones graves al MMR, y a otras vacunas recomendadas, son pequeños al compararlos con los riesgos de salud asociados con las enfermedades (generalmente graves) que estas vacunas son capaces de prevenir.

Pero si a usted le preocupa alguna de las vacunas recomendadas a su hijo, hable con su médico. Pregúntele cuáles son los riesgos y los beneficios de cada vacuna y por qué son tan importantes para proteger la salud de su hijo.

Revisado por: Rupal Christine Gupta, MD
Fecha de revisión: febrero de 2015