Fuegos artificiales y seguridad

Read this in English(Finding Out About Fireworks Safety)

¿No es genial celebrar el 4 de julio en EE.UU? Aparte de celebrar la independencia de la nación americana, es un día de fiesta en que muchas familias norteamericanas se reúnen para hacer barbacoas o picnics y donde se puede asistir a exhibiciones de fuegos artificiales por la noche.

La forma más segura de disfrutar de los fuegos artificiales es en una exhibición hecha por profesionales de este sector (pirotecnia). Algunas personas tiran cohetes en casa y encienden bengalas y hacen sus propios fuegos artificiales, pero esto es una actividad peligrosa. Mucha de la gente que se lesiona cada año no es precisamente la que tira sus propios cohetes o fuegos artificiales sino la que está a su alrededor.

Es mejor mantenerse alejado de aquellas áreas donde personas que no son profesionales de la pirotecnia tiran cohetes o encienden bengalas y fuegos artificiales. Los fuegos artificiales pueden ocasionar lesiones importantes en los ojos, incluyendo la ceguera permanente. Otras lesiones frecuentes son las quemaduras en las manos y en la cara, que suelen dejar cicatrices. Hay personas que hasta pierden uno o varios dedos, cuando los fuegos artificiales salen en la dirección equivocada. Además, los fuegos artificiales pueden iniciar incendios, que pueden ser incluso más peligrosos.

Si sabes de alguien que tiene pensado tirar cohetes y encender bengalas y/o fuegos artificiales en su casa, he aquí unos cuantos consejos de seguridad que deberías compartir con él:

  • Solo pueden encender fuegos artificiales los adultos.
  • Los cohetes y los fuegos artificiales nunca se pueden utilizar en interiores.
  • Hay que estar bien preparado para apagar un incendio, teniendo cerca una manguera o recipientes llenos de agua.
  • Los fuegos artificiales se deben encender de a uno.
  • Hay que mantenerse alejado de cualquier fuego artificial que no se encienda o que no funcione y no intentar volverlo a encender nunca.

Las bengalas pueden parecer menos peligrosas que los fuegos artificiales, pero se calientan mucho, tanto como para alcanzar temperaturas de hasta 982ºC (o 1.800ºF). Las bengalas pueden encender la ropa y provocar quemaduras importantes en los niños. ¡Y esto aguaría cualquier fiesta!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: julio de 2013