Las catástrofes naturales: Cómo pueden ayudar las familias

Read this in English(Natural Disasters: How Families Can Help)

Con frecuencia, tenemos noticias de los efectos devastadores de tornados, huracanes, tifones, inundaciones, maremotos y otras fuerzas de la naturaleza.

Una vez que ocurre la catástrofe, las personas desean saber de qué manera pueden ayudar a los afectados. Estas son algunas de las maneras en las que las familias pueden ayudar.

Hacer una donación

Estas organizaciones de caridad proporcionan ayuda a las personas afectadas por las crisis y las catástrofes naturales; la mayoría acepta donaciones. [Por favor, tenga en cuenta que: Al hacer clic en estos enlaces, saldrá de nuestro sitio].

No se preocupe si su familia no puede ofrecer mucho. Cada donación, sea grande o pequeña, ayuda a reconstruir las comunidades después de haber ocurrido una catástrofe natural.

Dar una mano

Si bien las donaciones de dinero son siempre bien recibidas, no son la única manera en la que las familias pueden involucrarse. Las siguientes son algunas de las maneras en la que usted y sus hijos pueden ayudar:

  • Donar ropa, alimentos y otros artículos. Consulte con las oficinas regionales de ARC, los centros comunitarios (como la YMCA), o lugares de culto, para saber si puede dejar sus donaciones o si existe alguna otra manera en la que su familia puede contribuir. Puede sugerir donar su tiempo para organizar y clasificar las donaciones y/o entregar las donaciones a las familias afectadas por la catástrofe.
  • Organizar una colecta de dinero. Quizás usted pueda ayudar al templo, iglesia, o escuela local a organizar una colecta de dinero o suministros para las víctimas de la catástrofe. Antes de comenzar el pedido de donación, pregúntele a la organización a la que piensa beneficiar si necesitan los artículos que planea enviar. A veces las organizaciones benéficas tienen demasiadas donaciones y terminan gastando dinero para almacenar o administrar el exceso de artículos.
  • Organizar un evento comunitario. Hable con su iglesia, templo, la escuela de su hijo, o un centro comunitario para organizar una caminata, una carrera, la venta de pasteles o cualquier otra actividad para recaudar dinero.

Si su familia no puede ayudar en este momento, considere contribuir en las próximas semanas o meses. Con el grado de daños en las áreas afectadas por la catástrofe, la necesidad de donaciones y fondos será continua y las contribuciones de su familia se seguirán apreciando.

Por qué es importante

Ofrecer su tiempo, dinero y esfuerzo no solamente ayuda a la comunidad, también es un ejemplo para sus hijos. Ayudar a otros, especialmente en familia, puede ser una de las experiencias más divertidas y gratificantes que los padres e hijos pueden compartir.

Obtenga más información sobre cómo organizarse en familia para ayudar a otros.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: mayo de 2013