Las catástrofes

Read this in English(Disasters)

Tipos de catástrofes

Has escuchado la palabra “catástrofe”, pero ¿qué significa exactamente? Es posible que tu madre te haya dicho que tu cuarto es una verdadera catástrofe (“¡Límpialo!”), pero las catástrofes reales son mucho más serias.

Existen catástrofes naturales, como los tornados o los huracanes, y catástrofes creadas por el hombre, como el derrame de petróleo en la costa del Golfo de los Estados Unidos en el 2010.

La naturaleza, incluyendo el clima, puede causar problemas serios, como huracanes, terremotos, tornados, o maremotos (aumento rápido del nivel del océano).

Las personas también pueden crear catástrofes, como el derrame de petróleo a lo largo de la costa del Golfo de México, o cuando alguien, a propósito o accidentalmente, inicia un fuego que termina en un incendio forestal.

Es posible que te preguntes lo siguiente: ¿Y si eso pasara en la ciudad donde vivo? Según el lugar en el que viva una persona, correrá más o menos riesgos de verse afectada por algunos tipos de desastres naturales. Por ejemplo, los maremotos sólo afectan las zonas a lo largo de las costas.

Prepárate

Cualquiera sea el lugar donde vivas, no es una mala idea estar preparado para enfrentar emergencias. Es posible que ya hayas pasado por un corte de electricidad prolongado o por una tormenta de nieve grande.

Las familias pueden tomar ciertas precauciones como tener una radio que funcione a batería, agua en botellas y alimentos a mano.

Saber que tu familia cuenta con un plan, puede hacerte sentir mejor y más seguro. Los adultos son los que están a cargo de estos planes, pero puedes preguntarles a tus padres si tienen un plan o un equipo de emergencia.

Ciertos preparativos son comunes, como tener linternas, etc., pero otros planes serán diferentes dependiendo del tipo de problema que afecta la zona donde vives. Por ejemplo, si vives en una zona donde por lo general hay tornados, el plan puede significar escuchar la radio para ver si existen advertencias de tornados, e ir a la parte de la casa más segura hasta que el tornado pase.

Si tu familia desea saber más sobre cómo estar preparado, existen organizaciones como la Cruz Roja que pueden ayudar.

Es posible que te sientas nervioso por la catástrofe, aun si no te has visto afectado directamente y si hay muy pocas posibilidades de que esto ocurra en la ciudad en la que vives. Es importante recordar que hay mucha gente que se está preocupando de tu bienestar. En una tormenta fuerte o en otro tipo de crisis, tus padres, oficiales de la policía, bomberos, doctores, acenfermeras y otras personas capacitadas para manejar emergencias estarán allí para ayudarte. Cuando ocurre una catástrofe, verás a estas personas en los noticieros ayudando a la gente.

Qué puedes hacer

Ver cómo atienden a estas personas puede hacernos sentir un poco mejor. ¿Pero qué más puedes hacer si estás preocupado, triste o simplemente sientes curiosidad?

Éstas son algunas sugerencias:

Habla de lo que sientes.

Es bueno poder compartir tus sentimientos con un padre o con otro adulto de confianza. Está bien que hagas preguntas o que desees saber por qué ocurrió esto. También está bien que te sientas triste, aun cuando no vives en una de las zonas afectadas. Además, pídele a tu papá o a tu mamá que te den muchos abrazos.

¡Sé creativo!

Tal vez te parezca extraño, pero cuando uno está triste, hacer un dibujo o escribir un poema puede ser de ayuda. ¿Por qué? Porque es una manera de expresar tus sentimientos.

Limita el uso de la Internet y la televisión.

Es posible que te resulte difícil no conectarte a la Internet o mirar los informativos de la televisión para saber lo que está pasando. Pero no es bueno, ni para un niño ni para un adulto, estar tan pendiente de todo esto. Recuérdales esto a tu mamá y a tu papá.

¿Qué puedes hacer en lugar de mirar la televisión o entrar en Internet? Cualquier cosa; sal afuera, lee un libro, haz un trabajo manual.

También puedes simplemente dar gracias por lo que tienes. Esto significa, mirar a tu alrededor y apreciar ciertas cosas, como un sol brillante, tu familia, tu canción favorita en la radio, tu mejor amigo y la mascota que adoras.

Ayuda a otros.

Es una gran idea encontrar una manera de involucrarte. No solo ayudas a las personas que necesitan alimentos, ropa y refugio sino que también te hará sentir mejor porque estás dando una mano.

Puedes recaudar dinero o suministros a través de la escuela, la iglesia, o dando dinero a una organización de ayuda humanitaria. [Por favor, ten en cuenta que: Al hacer clic en estos enlaces, te retirarás de nuestro sitio].

Debes entender que todo pasará y las cosas mejorarán.

Ahora sabes que es normal sentirse triste acerca de las catástrofes, aun cuando vivas lejos del lugar donde ocurrió la catástrofe y tú te encuentras bien. También debes saber que, con el tiempo, estos sentimientos de tristeza se aliviarán.

Y por más difícil que te parezca, aun las personas que perdieron todo en una catástrofe se sentirán mejor algún día. Llevará mucho tiempo, pero lentamente se recuperarán gracias a las personas que los ayudan en este momento tan triste.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: mayo de 2013