Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Análisis de orina: Con microscopio

¿Qué es un análisis de orina?

Analizar una muestra de orina puede ayudar a los médicos a determinar la causa de una infección u otro problema en los riñones, la vejiga u otras partes del tracto urinario.

Para ayudar a su hijo a prepararse para un análisis de orina, averigüe si necesita evitar algún alimento o actividad específica antes de la prueba, o si debe dejar de tomar algún medicamento.

Los análisis de orina no causan dolor. Para ayudar a aliviar cualquier temor, explique en términos simples cómo se realiza la prueba y por qué es necesaria. Asegúrese de que el niño entiende que la abertura urinaria (uretra) debe estar bien limpia, de la manera que le han indicado, y que debe recoger la muestra de orina a mitad de la micción. Cosas como papel higiénico o cabello no deben entrar en la muestra.

¿Qué es un análisis de orina con microscopio?

Los médicos a menudo hacen un análisis de orina con microscopio como parte de un análisis de orina general. Después de recolectar una muestra de orina (pipí), esta se centrifuga. La máquina especial de centrifugado separa el líquido de la orina de cualquier otro componente sólido, como células sanguíneas, cristales minerales o microorganismos. Luego se observa el material sólido utilizando un microscopio.

Si al momento de hacer la prueba su hija tiene la menstruación, infórmele al médico.

¿Por qué se hacen los análisis de orina con microscopio?

Un análisis de orina con microscopio puede ayudar cuando los médicos sospechan problemas tales como una infección del tracto urinario (ITU), problemas renales, un trastorno metabólico como diabetes o una lesión en el tracto urinario.

Si los resultados de la prueba muestran un posible problema, es posible que los médicos soliciten más pruebas o análisis.

¿Y si tengo preguntas?

Si tiene preguntas sobre el análisis de orina con microscopio, hable con el médico de su hijo.