Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Cirugía mínimamente agresiva

¿Qué es la cirugía mínimamente agresiva?

En una cirugía mínimamente agresiva, se hacen pequeños cortes en la piel (o ningún corte) en vez de los cortes de mayor tamaño que se suelen utilizar en la cirugía tradicional, también conocida como “cirugía abierta”. 

Existen muchos tipos de cirugía mínimamente agresiva. En todas ellas, el cirujano utiliza un endoscopio. Este instrumento es un fino tubo provisto de luz y de una pequeña cámara de vídeo en el extremo. Permite que el cirujano vea la parte interna del cuerpo y use herramientas quirúrgicas muy pequeñas en la zona a operar. 

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía mínimamente agresiva?

Las operaciones mínimamente agresivas ofrecen las siguientes ventajas a los pacientes: 

  • estancia más corta en el hospital
  • tiempo de recuperación más breve
  • menos dolor y molestias
  • cicatrices más reducidas

¿Qué ocurre durante una cirugía mínimamente agresiva?

En una cirugía mínimamente agresiva, la persona recibe anestesia para estar “dormido” a lo largo de todo el procedimiento. Después, el cirujano inserta el endoscopio. Los cirujanos pueden insertarlo en el cuerpo a través de:

  • las aberturas naturales del cuerpo (como las fosas nasales o la boca)
    o bien
  • pequeños cortes hechos en el cuerpo

Las imágenes aparecen en los monitores del quirófano para que los cirujanos puedan tener una visión clara (y ampliada) de la zona a operar. 

En algunos procedimientos mínimamente agresivos, se insertan instrumentos y herramientas quirúrgicas a través de pequeñas incisiones. El cirujano los usa para explorar, extraer o reparar los problemas detectados dentro del cuerpo. 

Hay muchos tipos distintos de endoscopios. Algunos disponen de pequeñas herramientas de cirugía en el extremo. Algunos son flexibles y otros son rígidos. El tipo de endoscopio que se utilice depende de la operación y puede tener un nombre diferente. Por ejemplo,

  • colonoscopio: para procedimientos que se realizan dentro del colon (como una colonoscopia)
  • laparoscopio: para cirugías dentro del abdomen (cirugía laparoscópica)
  • toracoscopio: para procedimientos en el pecho (cirugía toracoscópica)

A veces es posible que, durante una cirugía mínimamente agresiva, el cirujano deba iniciar una cirugía abierta tradicional después de ver el interior del cuerpo. Esto puede ocurrir si el problema es distinto de lo que se esperaba. 

¿Cuáles son los tipos de cirugía mínimamente agresiva?

Las cirugías mínimamente agresivas suelen dividirse en las siguientes categorías:

  • Endoscopia: el cirujano usa un endoscopio para hacer el procedimiento. El endoscopio se introduce a través de las aberturas naturales del organismo, sin que el cirujano realice ningún corte. 
  • Laparoscopia: usando pequeños cortes (o incisiones), el cirujano guía la cámara y las herramientas especiales de cirugía por el interior de cuerpo.
  • Cirugía asistida por robots (cirugía robótica): el cirujano realiza varios cortes pequeños para guiar la cámara y las herramientas robóticas hacia el interior del cuerpo. Desde allí, el cirujano controla la cirugía mientras se sienta en la consola de una computadora adyacente. 

La cirugía mínimamente agresiva, ¿tiene algún efecto secundario?

En una laparoscopia, los médicos introducen aire en el abdomen. Esto significa que añaden dióxido de carbono para crear espacio dentro del abdomen y, así, poder ver mejor la zona a operar. Extraen el gas introducido previamente al final del procedimiento. A veces, quedan pequeñas bolsas de gas que pueden irritar el diafragma y causar dolor en los hombros. Este dolor no suele durar más de un día. 

¿Qué más debería saber?

No todos los procedimientos se pueden (ni se deben) hacer con métodos mínimamente agresivos. El médico le indicará qué tipo de cirugía es más conveniente para su hijo. Asegúrese de informarse sobre los posibles riesgos de cualquier procedimiento, así como de sus efectos beneficiosos.