Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Análisis de orina: Cultivo de rutina

¿Qué es un análisis de orina?

Analizar una muestra de orina puede ayudar a los médicos a determinar la causa de una infección u otro problema en los riñones, la vejiga u otras partes del tracto urinario.

Para ayudar a su hijo a prepararse para un análisis de orina, averigüe si necesita evitar algún alimento o actividad específica antes de la prueba, o si debe dejar de tomar algún medicamento.

Los análisis de orina no causan dolor. Para ayudar a aliviar cualquier temor, explique en términos simples cómo se realiza la prueba y por qué es necesaria. Asegúrese de que el niño entiende que la abertura urinaria (uretra) debe estar bien limpia, de la manera que le han indicado, y que debe recoger la muestra de orina a mitad de la micción. Cosas como papel higiénico o cabello no deben entrar en la muestra.

Si el niño usa pañales y no puede orinar en un recipiente recolector, el médico o la enfermera insertará un catéter (un tubo blando y estrecho) en la vejiga para obtener una pequeña muestra.

¿Qué es un cultivo de orina de rutina?

Los cultivos de orina de rutina se pueden utilizar para detectar una infección del tracto urinario (ITU) y ver qué gérmenes la están causando. Si se encuentran gérmenes, un cultivo de orina puede indicar a los médicos qué antibiótico funcionará mejor para tratar la infección.

¿Por qué se realizan cultivos de orina de rutina?

Los médicos utilizan cultivos de orina de rutina para diagnosticar las infecciones del tracto urinario. Se solicitarán si el niño:

  • se queja de dolor al orinar (hacer pis)
  • siente ganas de orinar con frecuencia pero no produce mucha orina 
  • tiene fiebre sin una razón clara o tiene dolor de vientre
  • se le hizo otro análisis de orina con resultados que muestran un problema como un alto número de glóbulos blancos
  • ha terminado el tratamiento para combatir una infección del tracto urinario y hay que ver si la infección ha desaparecido

Un técnico de atención médica mantendrá la muestra de orina en condiciones en las que los gérmenes puedan multiplicarse. Si la muestra tiene muchos gérmenes, el técnico usará un microscopio o pruebas químicas para averiguar cuáles son. También pueden hacer pruebas para ver qué medicamentos serán más efectivos para eliminar el germen.

¿Qué más debería saber? 

La abertura urinaria (la uretra) debe estar limpia y la muestra de orina se debe recoger durante la mitad de la micción. Eso se debe a que la piel que hay alrededor de la abertura urinaria suele contener algunas de las mismas bacterias que causan las infecciones del tracto urinario. Si estos gérmenes entran en la muestra, es posible que los médicos no puedan determinar si existe una infección real. Por lo tanto, la piel en esta zona se debe limpiar antes de recolectar la orina. En este método, el paciente (o padre) limpia la piel, orina en el inodoro, se detiene brevemente (si tiene la edad suficiente para cooperar) y luego vuelve a orinar pero esta vez en el recipiente de recolección. El recipiente de recolección no debe tocar la piel del niño. El objetivo consiste en recoger una muestra de orina a mitad de la micción.

¿Y si tengo preguntas?

Si tiene preguntas sobre el cultivo de orina, hable con su médico. Si los resultados de la prueba muestran un posible problema, es posible que solicitan más pruebas o análisis.