Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Aprendizaje, juego y su recién nacido

El juego es la principal actividad que permite a los bebés aprender a moverse, a comunicarse, socializar y entender su entorno. Y durante el primer mes de vida, su bebé aprenderá interactuando con usted.

Lo primero que aprenderá su bebé es que usted satisface sus necesidades. Por lo tanto, sus caricias, el sonido de su voz y su cara comenzarán a significar alimento, calor y consuelo.

Incluso desde tan pequeños, los bebés están preparados para aprender sobre el mundo que los rodea. A su bebé le encanta observar la cara de su madre y la de su padre. Los recién nacidos son capaces de reconocer y de responder a las voces de su madre y de su padre (o a otros sonidos interesantes), poniéndose alerta y volviéndose menos activos. Es posible que intenten descubrir de dónde proviene un sonido mirando a su alrededor.

¿Cuándo está preparado mi hijo para jugar y aprender?

Durante el primer mes de vida, su recién nacido pasará gran parte del tiempo durmiendo o adormilado. Durante las semanas y los meses siguientes, su bebé estará despierto y alerta durante períodos más largos de tiempo. Usted aprenderá a reconocer cuándo su bebé está preparado para aprender y jugar:

  • Un bebé que esté tranquilo y alerta estará atento y responderá a los estímulos de sus alrededores. Favorezca su aprendizaje con sonrisas, sonidos tranquilizadores y caricias suaves.
  • Si un bebé está despierto y activo (retorciéndose sobre sí mismo, aleteando con los brazos o dando patadas con las piernas) o parece estar inquieto, es menos probable que centre la atención en usted. Tal vez el bebé se altere o se ponga a llorar cuando usted trate de atraer su atención. Estos son indicadores de que su bebé podría estar hambriento, cansado o sobreestimulado.

¿Cómo puedo ayudar a mi recién nacido a aprender?

Mientras cuida de su recién nacido, háblele, sonríale e interactúe con él. Préstele atención y responda a las pistas que él le dé. Por ejemplo, observe cómo se mueve su bebé o cómo empieza a hacer sonidos cuando usted le habla. Sigan turnos al “conversar”. Así es como su bebé aprenderá a comunicarse.

En las primeras semanas de vida, usted le puede presentar juguetes sencillos apropiados para su edad pensados en desarrollar los distintos sentidos, como la vista y el oído. Entre estos juguetes se encuentran los siguientes:

  • sonajeros
  • juguetes con texturas
  • juguetes musicales
  • espejos de cuna irrompibles

Escoja juguetes y móviles de colores y con patrones que contrasten. Los contrastes fuertes (como un juguete rojo, blanco y negro), las curvas y la simetría estimulan la vista de un bebé en proceso de desarrollo. Conforme le vaya mejorando la vista y el bebé vaya ganando un mayor control de sus movimientos, se relacionará más y más con su entorno.

¿Cómo puedo ayudar a mi recién nacido a jugar?

Aquí tiene otras ideas para favorecer el aprendizaje y el juego en su recién nacido:

  • Sonríale, sáquele la lengua y haga otras expresiones faciales para que las estudie, aprenda con ellas y las imite.
  • Use el juguete favorito de su recién nacido para que focalice la atención en él y lo siga con la mirada, o haga sonar un sonajero para que él lo encuentre.
  • Cuando esté despierto, permita que su bebé pase parte del tiempo boca abajo (acostado sobre el abdomen) para ayudarlo a fortalecer el cuello y los hombros. Supervise siempre a su bebé mientras esté acostado boca abajo y ayúdelo si se cansa o se frustra mientras está en esa postura. No acueste nunca a un bebé para dormir boca abajo; los bebés deben dormir siempre boca arriba para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Háblele y léale cuentos a su bebé.
  • Ponga música tranquila y sostenga en brazos a su bebé, moviéndose suavemente al ritmo de la música.
  • Escoja una canción de cuna o tranquila y cántesela a menudo a su bebé. La familiaridad de los sonidos y de las palabras tendrán un efecto tranquilizador en su recién nacido, sobre todo cuando esté inquieto o alterado.

¿Cuándo debería llamar al médico?

El desarrollo normal es muy variable; por lo tanto, algunos bebés adquieren habilidades antes y otros lo hacen más tarde. Hable con el médico de su hijo si tiene preguntas o dudas sobre cómo ve o cómo oye su bebé, o si hay algo que lo preocupa sobre su desarrollo.