Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

¿Es seguro limpiar el cajón de los excrementos del mi gato?

¿Puedo limpiar el cajón de los excrementos de mi gato mientras estoy embarazada?

Las mujeres embarazadas deberían intentar, siempre que sea posible, que otra persona se encargue de limpiar el cajón de los excrementos, o el arenero, del gato. Esto se debe a que el cajón de los excrementos puede transmitir una infección llamada toxoplasmosis. Los gatos suelen contraer esta infección en el exterior, al comer roedores, aves u otros animales de pequeño tamaño. La toxoplasmosis se trasmite a las personas al tocar las heces (cacas) contenidas en el arenero. 

Esta infección puede causar graves problemas en el feto, como parto prematuro, escaso crecimiento fetal y lesiones importantes en los ojos y en el cerebro. Esta infección no siempre causa síntomas, pero una mujer embarazada infectada se la puede trasmitir a su feto en proceso de desarrollo (lo que se conoce como toxoplasmosis congénita). 

¿Cómo puedo protegerme de la toxoplasmosis?

Mantenga al gato familiar en interiores y aliméntelo con comida seca o enlatada de venta comercial (nunca cruda) para ayudar a evitar que se infecte. Pero incluso si su gato está siempre en interiores, otra persona deberá encargarse de limpiar el cajón de los excrementos mientras usted esté embarazada. Esa persona debería lavarse las manos a fondo tras concluir la limpieza. 

Si no hay más remedio y usted se tiene que encargar de limpiar el arenero, póngase guantes desechables y lávese bien las manos al acabar después de desechar los guantes.