Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Hoja informativa sobre el síndrome de alcoholismo fetal (para las escuelas)

Qué deben saber los maestros

Beber alcohol durante el embarazo puede causar anomalías congénitas (o defectos de nacimiento), así como problemas en el crecimiento y el desarrollo del bebé. Los bebés que se exponen al alcohol cuando están dentro del vientre materno pueden desarrollar el síndrome de alcoholismo fetal.

Los niños con síndrome de alcoholismo fetal pueden tener:

  • problemas relacionados con la memoria y la capacidad de concentración
  • problemas en la comunicación y la comprensión del lenguaje
  • problemas de hiperactividad, impulsividad y otros problemas de conducta
  • problemas en las habilidades sociales
  • problemas en la vista y el oído

Los alumnos con síndrome de alcoholismo fetal pueden:

  • tener que sentarse en las primeras filas de la clase debido a sus problemas visuales y/o auditivos.
  • necesitar dispositivos asistenciales debido a su falta de coordinación
  • necesitar más tiempo para hacer las tareas escolares y los deberes
  • recibir clases particulares o clases de apoyo, sobre todo de lectura y matemáticas
  • tener problemas para llevarse bien con otros niños
  • correr un mayor riesgo de recibir acoso escolar o bullying 
  • tomar medicación para ayudarlos en sus problemas de atención y de comportamiento 
  • perderse tiempo de clase por las sesiones de terapia ocupacional, la fisioterapia y la logopedia
  • necesitar un programa de educación individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) o un plan de educación 504

Qué pueden hacer los maestros

Los alumnos con síndrome de alcoholismo fetal rinden mejor en ambientes estructurados y con rutinas diarias consistentes. Usted puede ayudar a estos alumnos:

  • presentándoles una información clara y en fragmentos breves y sencillos
  • reduciendo las distracciones que haya dentro del aula 
  • usando materiales visuales
  • anunciando los cambios de horario y las transiciones con tiempo de antelación
  • usando grupos reducidos cuando sea posible

Encontrar la mejor estrategia para un alumno con síndrome de alcoholismo fetal puede llevar tiempo. Valorar los puntos fuertes de cada alumno, felicitarlos por sus esfuerzos y proporcionarles un ambiente de apoyo pueden hacer grandes cosas para que los niños y los adolescentes con síndrome de alcoholismo fetal den lo máximo de sí mismos en la escuela.