Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Hoja informativa sobre la apraxia del habla (para las escuelas)

Qué deben saber los maestros

La apraxia del habla infantil, a veces conocida como “dispraxia verbal”, es un trastorno donde el cerebro tiene problemas para que la lengua, los labios y la mandíbula se muevan correctamente al hablar. Los niños con este trastorno saben qué quieren decir, pero no pueden coordinar los movimientos que necesitan hacer los músculos para emitir sonidos, sílabas y palabras. Los síntomas de la apraxia pueden variar considerablemente.

Los niños con apraxia también pueden tener:

  • otros retrasos del lenguaje 
  • problemas de sensibilidad en la boca, como que no les guste cepillarse los dientes o comer alimentos crujientes
  • problemas en las habilidades motoras y la coordinación
  • problemas para aprender a leer, a escribir y de ortografía

Los alumnos con apraxia pueden:

  • necesitar dispositivos asistenciales o métodos de comunicación alternativos para poderse comunicar en la clase
  • necesitar sentarse en las primeras filas en la clase
  • ponerse ansiosos, nerviosos o frustrados cuando les toca hablar en clase
  • correr el riesgo de recibir acoso escolar o bullying
  • necesitar que les hagan adaptaciones por haberse perdido clases o tiempo para hacer tareas escolares debido a sus frecuentes sesiones de logopedia, fisioterapia o terapia ocupacional
  • beneficiarse de un programa de educación individualizada (IEP por su sigla en inglés) o de un plan de educación 504

Qué pueden hacer los maestros

La apraxia puede afectar a muchos aspectos de la educación y del rendimiento académico de un alumno. Es importante que los maestros trabajen con logopedas y con la familia de cada alumno para ayudarlo a recibir el apoyo que necesita. 

Mantenga a sus alumnos con apraxia bien implicados en la clase. Tenga en cuenta que algunos de estos alumnos también pueden presentar problemas de coordinación. Conceda a estos alumnos más tiempo para hacer las tareas y abundante tiempo para comunicar sus necesidades.

Puesto que muchos alumnos con apraxia se exponen al bullying, al igual que otros muchos alumnos con necesidades especiales, trate de crear oportunidades para que haya colaboración y relaciones de amistad entre los compañeros de clase.