Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Medicina alternativa y complementaria

El uso de la medicina alternativa y complementaria ha crecido en las últimas décadas. Muchas opciones son seguras, pero algunas pueden ser peligrosas. Hable siempre con su médico de cabecera antes de comentar cualquier tratamiento de medicina alternativa o complementaria para usted o su familia.

¿Qué son las medicinas alternativas y complementarias?

Las medicinas alternativas y complementarias son tipos de medicinas y de curación que difieren de la medicina convencional. La medicina convencional (también llamada tradicional u occidental) es el principal tipo de medicina que se enseña en la mayoría de las facultades de medicina. Está comprobada científicamente y son muchos los médicos que la practican en hospitales y clínicas. Los tratamientos médicos convencionales más frecuentes incluyen medicamentos, cirugías y cambios en la dieta o en los hábitos de ejercicio físico.

Existen algunas diferencias entre las medicinas alternativas y complementarias, pero muchas personas usan ambos términos con el mismo significado. La pequeña diferencia es que “complementaria” significa que se usa junto con la medicina convencional, mientras que “alternativa” significa que, a veces, se utiliza en reemplazo de la medicina convencional.

¿Cuáles son algunos tipos de tratamientos médicos alternativos y complementarios?

Existen muchos tipos de tratamientos médicos alternativos y complementarios. No en todos ellos se ha comprobado científicamente la seguridad y la eficacia.

Algunos tipos de medicinas alternativas y complementarias se pueden agrupar de la siguiente forma:

Terapias para la mente y el cuerpo

  • Meditación: entrena la mente para que esté en silencio, en calma y concentrada.
  • Hipnosis: coloca a una persona en un estado similar al de trance. Esto ayuda a que algunas personas respondan a una sugerencia (por ejemplo, dejar de fumar).
  • Biorretroalimentación o biofeedback: enseña al organismo a modificar la forma en que responde frente a una situación (por ejemplo, a respirar lentamente ante una situación de estrés).
  • Yoga: usa una serie de posturas y ejercicios de estiramiento acompañados por una respiración rítmica.
  • Tai chi: usa un conjunto de movimientos lentos similares a una danza.

Terapias nutricionales

  • Hierbas: como la manzanilla.
  • Suplementos nutricionales: como los probióticos.
  • Vitaminas y minerales: como la vitamina C o el calcio que se toman en forma de píldoras.
  • Dietas especiales: como la dieta cetogénica.

Terapias basadas en el cuerpo

  • Los masajes usan diferentes presiones táctiles.
  • El toque terapéutico (o sanación a distancia) usa las manos. 
  • En la reflexología, se ejerce presión sobre ciertas zonas de los pies y las manos.
  • La acupunturaconsiste en el uso de pequeñas agujas para estimular algunos puntos del cuerpo.
  • La terapia quiropráctica utiliza la manipulación de la columna vertebral (presión en distintas partes de la columna vertebral).
  • El reiki haces uso de las manos cerca del cuerpo o en contacto con el cuerpo.

Sistemas médicos completos

  • La medicina tradicional china usa métodos como hierbas, acupuntura y tai chi.
  • La medicina ayurveda hace uso de tratamientos basados principalmente en plantas y cambios en la dieta, el ejercicio físico y el estilo de vida.
  • La medicina homeopática utiliza fórmulas de hierbas, minerales y otras sustancias muy diluidas.
  • La medicina naturopática utiliza una combinación de prácticas médicas convencionales y hierbas, suplementos nutricionales, homeopatía, masajes y otros tratamientos.

¿Por qué las personas recurren a la medicina alternativa y complementaria?

Muchas personas consideran que el mejor enfoque para la salud y el bienestar consiste en usar una combinación de medicina convencional, complementaria y alternativa. Esto es lo que se conoce como medicina integrativa. Tal vez vean a su médico habitual para que les recete medicamentos contra la alergia, por ejemplo, o a un cirujano para que programe una cirugía por una lesión. Es posible que, además, vean a un quiropráctico para el tratamiento del dolor de espalda o que tomen un suplemento de vitaminas o hierbas.

Algunas personas optan por probar una medicina complementaria o alternativa si la medicina convencional no los ayuda o les causa demasiados efectos secundarios.

¿Qué más debería saber?

Consulte con su médico antes de usar medicinas alternativas o complementarias. Este profesional puede ayudarlo a determinar si el tratamiento es seguro y si funciona. También puede asegurarse de que los nuevos tratamientos no causen problemas con los tratamientos que usted ya está recibiendo. Su médico habitual también puede ayudarlo a verificar si los profesionales de medicinas alternativas o complementarias cuentan con las licencias y la capacitación necesarias para asegurarse de que usted reciba la mejor atención.

Puede encontrar más información en línea en: