Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Prevención del ahogamiento

¿Cómo puedo prevenir el ahogamiento?

El ahogamiento es la principal causa de muerte de niños y adolescentes. Entre los niños pequeños, la mayoría de los ahogamientos ocurren en bañeras y piscinas particulares. En el caso de los adolescentes, es más probable que un ahogamiento ocurra en el mar, un lago o un río. Suele ocurrir rápida y silenciosamente. Asegúrese de utilizar todos los niveles de protección que se indican a continuación. Nunca se sabe cuál de ellos puede salvar una vida.

Prevención de los ahogamientos: Asigne a una persona para que supervise

Siempre debe haber una persona que supervise mientras los niños estén dentro o cerca de una piscina u otro espejo (o masa) de agua. La persona que supervisa debe estar bien cerca de los niños pequeños y los nadadores principiantes, como para alcanzarlos con solo estirar el brazo. Esta persona siempre debe observar a los niños que están en el agua, incluso a los niños mayores que ya saben nadar. La persona que supervisa no debe usar su teléfono celular, conversar, beber alcohol ni hacer ninguna otra cosa que pueda llegar a distraerlo. En una fiesta, los adultos deben turnarse para supervisar a los niños. Aun cuando haya un guardavidas, también debe haber una persona que supervise a los niños.

Prevención de los ahogamientos: Use cercos, alarmas y cubiertas

Todas las piscinas (incluso las elevadas sobre el nivel del terreno) y los jacuzzis deben tener un cerco alrededor, con una puerta de cierre automático. Agregue más protección en las puertas y ventanas de su casa colocando alarmas que emitan un sonido al abrirlas para alertar a los padres cuando un hijo está saliendo afuera (puede encontrar alarmas sencillas y económicas en línea) y alarmas para piscinas que se activan cuando una persona entre en la piscina. Si no puede encerrar un jacuzzi o una bañera de hidromasajes, asegúrese de que queden correctamente cubiertos cuando no estén en uso.

Prevención de los ahogamientos: Lleve a los niños a clases de natación

Programe clases de natación para los niños cuando tengan al menos 1 año de edad. Las clases de natación no reemplazan la necesidad de tener a una persona que supervisa, pero si los niños aprenden a nadar, es menos probable que se ahoguen. Consulte con los centros recreativos de su localidad o visite el sitio de la Cruz Roja para saber si hay clases a cargo de un instructor calificado. Pregunte si hay clases gratuitas o con un precio reducido. Si usted no sabe nadar, considere tomar clases.

Prevención de los ahogamientos: Aprenda RCP (reanimación cardiopulmonar)

Todos los padres deben saber cuándo y cómo hacer una reanimación cardiopulmonar o RCP. Esta maniobra permite que la sangre de la persona llegue al corazón, al cerebro y a otros órganos, y que el paciente empiece a respirar hasta que los profesionales de la salud le puedan proporcionar un mayor soporte vital. Si se hace correctamente, la RCP puede salvar la vida de una persona.

Prevención de los ahogamientos: Use chalecos salvavidas

Los niños y adultos deben usar chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera cuando estén en una embarcación (incluso aunque sepan nadar). Los chalecos salvavidas que quedan guardados no pueden proteger a una persona de ahogarse si cae repentinamente al agua. Los flotadores que se colocan en los brazos y otros tipos de flotadores no protegen a los niños de ahogarse. Los chalecos salvavidas y los “flotadores” se deben usar con la supervisión de un adulto y no la reemplazan.

Prevención de los ahogamientos: No consuma alcohol ni drogas

El alcohol y las drogas aumentan el riesgo de ahogarse al nadar o navegar. Hable con los adolescentes sobre estos riesgos. Sea un buen ejemplo asegurándose de que las personas que supervisan a los niños o timonean el barco no consuman alcohol o drogas.

Prevención de los ahogamientos: Revise la seguridad en su hogar

Vacíe las bañeras, las piscinas para bebés y los recipientes con agua después de usarlos. Coloque cerraduras en las puertas de los baños y considere hacer otros cambios para mejorar la seguridad con el agua en el hogar.

Prevención de los ahogamientos: Hable con los adolescentes

Hasta los adolescentes que son grandes nadadores corren el riesgo de ahogarse. Hable con los adolescentes sobre la necesidad de que nunca naden solos y otras maneras de estar seguros cuando estén en el agua.

Un adulto supervisa sin distracciones Instalación de cercas alrededor de la piscina Clases de natación para niños mayores de 1 año Saber RCP (reanimación cardiopulmonar)