Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Seguridad en casa: Cómo prevenir las quemaduras y los incendios

Es imposible mantener a los niños a salvo de las lesiones en todo momento. Pero estos consejos de seguridad pueden ayudar a prevenir quemaduras e incendios en el hogar:

Consejos generales

  • Prevenga los incendios en una casa o un apartamento asegurándose de contar con una alarma contra incendios en todos los pisos de la casa y en cada habitación. Revíselos todos los meses y cambie las baterías dos veces al año. Si vive en un departamento, asegúrese de que el propietario o la compañía encargada del mantenimiento revise las alarmas regularmente. Si no tiene detectores de humo, pregunte en el departamento de bomberos de su localidad cómo adquirirlos.
  • Reemplace los detectores de humo que tengan más de 10 años.
  • Prepare un plan de evacuación en caso de incendio, con dos vías de escape. Elija un lugar para que todos se reúnan una vez que hayan salido de la casa. En los departamentos, también debe haber un plan de evacuación. Practique el plan de evacuación regularmente.
  • Conserve una escalera de emergencia en los pisos más elevados de la casa por si hay un incendio. Mantenga la escalera dentro o cerca de la habitación de un adulto o de un niño mayor que sepa cómo usarla.
  • Coloque un extintor en la cocina y aprenda a usarlo.
  • Si fuma, no lo haga dentro de la casa, en especial si está cansado, tomando medicamentos que pueden adormecerlo o si está en la cama.
  • Mantenga los encendedores, los fósforos, las sustancias químicas y las velas encendidas fuera del alcance de los niños.

Sala de estar

  • Si tiene chimenea, coloque un parachispas delante. Mantenga a los niños a una distancia de un metro de las chimeneas y las estufas encendidas. Es posible que también se deba colocar una protección en los radiadores y los calentadores de zócalo eléctricos.
  • Enséñeles a los niños a no poner nada en la chimenea mientras esté encendida. Además, asegúrese de que sepan que las puertas o las protecciones de las chimeneas pueden estar muy calientes y causar una quemadura.
  • Haga revisar y limpiar todas las chimeneas periódicamente.

Habitaciones

  • Elija piyamas con retardante de llama (poliéster o algodón tratado). Los pantalones y sudaderas de algodón sin ninguna indicación en la etiqueta no suelen estar tratados con un retardante de llama. Si usa piyamas de algodón, asegúrese de que a su hijo le queden ajustados.
  • Asegúrese de que las luces de noche no estén en contacto con material textil, como cobertores o cortinas.
  • Mantenga los calentadores eléctricos a una distancia mínima de 3 pies (1 metro) de las camas, las cortinas o cualquier otro material inflamable. No coloque nunca una estufa eléctrica en lugares donde un niño o una mascota podría volcarla o derribarla de forma accidental.
  • Si usa un humidificador o vaporizador, use uno de vapor frío en lugar de uno caliente.

Baños

  • Ajuste el termostato del calentador de agua en 120 °F (49 °C) o use el ajuste medio bajo. Si el agua se encuentra a 140 °F (60 °C) un niño podría quemarse gravemente en solo 5 segundos. Si vive en un departamento y no puede controlar la temperatura del agua, averigüe sobre los dispositivos antiescaldaduras que puede hacer instalar fácilmente con un plomero.
  • Pruebe siempre el agua del baño con el codo o la parte interna de la muñeca antes de colocar al niño en ella.
  • Cuando haga correr agua en una bañera o un lavabo, abra siempre primero el agua fría y ciérrela siempre al final.
  • En la bañera, aleje a los niños de los grifos o las canillas para prevenir que abran accidentalmente el agua caliente.
  • Asegúrese de que los niños mayores tengan especial cuidado al usar rizadoras o planchas para el cabello. Desenchufe estos elementos después de usarlos. Cuando se hayan enfriado, guárdelos fuera del alcance de los niños pequeños.

Cocina/comedor

  • Delimite una zona de 3 pies (1 metro) alrededor de la cocina y no permita que los niños se acerquen a ese lugar y mucho menos que jueguen allí. Los juguetes de arrastre o móviles nunca se deben usar en la cocina.
  • Mantenga los alimentos y las bebidas calientes fuera del alcance de los niños.
  • No beba sopa ni otros líquidos calientes con un niño sentado en su regazo ni lleve líquidos o platos calientes por donde hay niños. Si tiene que caminar con un líquido caliente en la cocina (como una olla llena de sopa o una taza de café), asegúrese de saber dónde están los niños para no tropezar con ellos.
  • No alce a un niño pequeño o un bebé mientras cocina.
  • Cuando cocine, coloque las manijas de las ollas hacia la parte posterior de la cocina.
  • En la medida posible, bloquee el acceso a la cocina. (Si puede, instale una traba para las perillas de la cocina y la puerta del horno).
  • No caliente los biberones en un microondas. Él líquido se puede calentar de manera despareja y crear zonas muy calientes en la leche materna o la fórmula que podrían quemar la boca del bebé.
  • Evite usar manteles o individuales de gran tamaño. Un niño pequeño podría tirar de ellos y volcarse una bebida o un plato de comida calientes.
  • Cuando no esté usando los electrodomésticos para la cocina, desenchúfelos y manténgalos fuera del alcance de los niños. Mantenga los cables fuera del alcance de los niños.
  • Use gabinetes con llave para almacenar los productos de limpieza. Muchos de estos productos pueden causar quemaduras. Almacene siempre los productos de limpieza en los envases originales. Nunca los coloque en un envase de leche o en jarras de plástico.

En el automóvil y al aire libre

  • No use fuegos artificiales ni bengalas.
  • Use el equipo de las plazas de juegos con cuidado. Si afuera hace mucho calor, úselos solo por la mañana, después de que se hayan enfriado durante la noche.
  • Quite la silla de seguridad o el carrito de su bebé del sol cuando no los esté usando porque los niños se pueden quemar por la presencia de metal y plástico calientes. Si debe dejar la silla de seguridad o el carrito al sol, cúbralo con una toalla o una manta.
  • Antes alejarse de su automóvil estacionado en un día caluroso, esconda las hebillas metálicas de los cinturones de seguridad en los asientos para impedir que el sol les dé de lleno.
  • No olvide el uso de pantalla solar cuando salga al aire libre. Use un producto con un FPS de 30 o superior. Aplíquelo entre 20 o 30 minutos antes de salir y vuelva a aplicarlo cada dos o horas o con más frecuencia si entra al agua.
  • Mantenga a los bebés de menos de 6 meses de edad fuera del sol.

Incluso adoptando todas estos consejos de seguridad, los niños se pueden lesionar y pueden ocurrir accidentes. Pero si está preparado, podrá actuar rápidamente y con confianza si surge una emergencia.