Important Information to Know About Ongoing Negotiations and Strike Notice — Read More

Health Library

View in English

Usar sustancias químicas de uso doméstico durante el embarazo

¿Es seguro usar sustancias químicas de uso doméstico durante el embarazo?

Hay algunos productos de limpieza doméstica que son seguros durante el embarazo, mientras que hay otros que no los son. Según la organización sin fines de lucro March of Dimes, el amoniaco y el cloro pueden causar náuseas en las mujeres embarazadas debido a su olor, pero no son tóxicos. Pero otras sustancias, como algunas pinturas, los disolventes, los limpiadores de horno, los quita-esmaltes, los ambientadores, los aerosoles, los limpiadores de alfombras, etc., puede ser peligrosas durante el embarazo. 

¿Implican asumir algún riesgo para el bebé?

Es algo que depende de cada producto. Algunas sustancias químicas de uso doméstico pueden no tener ningún efecto durante el embarazo, mientras que otras, en dosis elevadas, pueden ser nocivas. 

¿Qué más debería saber?

Aquí tiene unos pocos consejos sobre cómo usar productos químicos de uso doméstico con seguridad durante el embarazo: 

  • Hable con su médico sobre sus preocupaciones con respecto a las sustancias químicas que utiliza en casa o en el trabajo. 
  • Antes de usar cualquier producto, lea la etiqueta. Si su uso durante el embarazo no fuera seguro, la etiqueta debería indicar que es tóxico. Averigüe no solo si es seguro que usted lo use, sino si es seguro que usted esté cerca mientras lo esté usando otra persona. Si la etiqueta no lo especifica, contacte con su fabricante. 
  • Abra las ventanas y las puertas, y lleve guantes de goma y mascarilla cuando utilice cualquier sustancia química. 
  • Después de usar cualquier sustancia química, lávese las manos y los brazos, incluso aunque se haya puesto guantes. 
  • Opte por los productos naturales, como el bicarbonato de sodio, el bórax y el vinagre para limpiar. 
  • Haga que otra persona pinte la habitación de su bebé, por mucho que le pueda apetecer hacerlo a usted. Y no ayude, bajo ningún concepto, a quitar la pintura de su casa si esta se construyó antes de 1978, ya que podría contener plomo. Aunque muchas pinturas actuales se consideran más seguras que las del pasado, sigue siendo una buena idea que otra persona se encargue de pintar. ¡Usted siempre se puede encargar de la decoración en cuanto se haya secado la pintura!